Wednesday, February 08, 2006

EL MUNDO VISTO DESDE LA CABEZA DE UN BAHAMUT

He aquí ahora behemot, al cual yo hice contigo; hierba come como buey.
He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su fortaleza en el ombligo de su vientre.
Su cola mueve como un cedro, y los nervios de sus genitales son entretejidos.
Sus huesos son fuertes como acero, y sus miembros como barras de hierro.
El es la cabeza de los caminos de Dios; el que lo hizo, acercará de él su cuchillo.
Ciertamente los montes llevan renuevo para él; y toda bestia del campo retoza allá.
Se echará debajo de las sombras, en lo oculto de las cañas, y de los lugares húmedos.
Los árboles sombríos lo cubren con su sombra; los sauces del arroyo lo cercan.
He aquí que él tomará el río sin inmutarse; tranquilo está, aunque todo un Jordán se estrelle contra su boca.

Si, así es mi perro.

(Job 40:15, 40:23)

3 comments:

vale said...

me dejaste sin palabras :)

:::Yoshimi::: said...

Yo quiero un ojo izquierdo triste para mirar así la vida…

wakalani said...

Si yo fuera dueña de un bahamut así, juro que lo alimentaria con lo mejor de Purina.
He dicho